sábado, 30 de agosto de 2014

SANTA ROSA DE LIMA PRIMERA SANTA AMÉRICANA

    30 de Agosto
  Día de Santa Rosa de Lima 
Este 30 de agosto es la fiesta de Santa Rosa de Lima, patrona de América, el Perú y las Filipinas. Sus obras y milagros han trascendido las fronteras de nuestra nación y sus devotos se multiplican en diferentes países y continentes. Una de las principales características de su vida fue el amor que desplegó por el prójimo. Ese es el rasgo más sobresaliente de una existencia llena de virtudes.

En pleno centro histórico de Lima, al inicio de la avenida Tacna, se encuentra el santuario de Santa Rosa de Lima. Allí, cada 30 de agosto, miles de fieles se congregan en torno a un pozo y arrojan una serie de peticiones escritas a mano sobre papel. La gran carga milagrosa que se le atribuye a la santa peruana aumenta con los años y es el principal elemento motivador de las personas que acuden a esta morada con la secreta esperanza de que sus deseos serán cumplidos.

Ya sean enfermedades del alma o del cuerpo, penurias económicas, sueños difíciles de alcanzar o imposibles que desafían la lógica humana, nada está fuera del alcance milagrosa de esta santa que en vida fue una mujer humilde, dedicada a la penitencia y a la oración. Una devoción que en nuestros tiempos sería muy difícil de igualar. Sin embargo, a pesar de su entrega a las labores de la Iglesia, Rosa tuvo una sensibilidad artística que le permitía admirar el canto de los pájaros y dedicar parte de su tiempo a la música.

ENTRE EL DOLOR Y EL SERVICIO POR LOS DEMÁS 
Santa Rosa sabía que era un ser terrenal, y por ello se sentía presa del pecado, de los malos pensamientos y de la naturaleza impura del mal. La historia cuenta que los ángeles la visitaban frecuentemente, pero también tuvo encuentros un tanto desagradables con demonios que la perturbaban y trataban de conducirla al lado oscuro.

Al parecer, el bien y el mal entablaban combates colosales a la vista de la santa, quien se refugió en las horas de oración para liberar su alma de la congoja ocasionada por la incertidumbre de dar un paso en falso y ser presa de los vicios del mal.

Pero Santa Rosa de Lima no fue únicamente una persona experta en el arte de ahuyentar la tentación a través del martirio, dueña de una gran resistencia física que le permitía permanecer encerrada largas temporadas en un cuarto de apenas tres metros cuadrados. La admiración que despierta Santa Rosa no reside en una vida llena de sufrimiento que en ocasiones era autoinflingido. La entereza de esta mujer estuvo más bien en el camino del servicio y de la preocupación por los otros.

El catecismo de la Iglesia Católica da cuenta de una anécdota que grafica a la perfección este comportamiento. El día en que su madre le reprendió por atender en casa a los pobres y enfermos, Santa Rosa de Lima le contestó: "Cuando servimos a los pobres y a los enfermos servimos a Jesús. No debemos cansarnos de ayudar a nuestro prójimo". ¿Se necesitan acaso mayores pruebas del grado de responsabilidad que Santa Rosa de Lima asumió frente a los demás?

Rosa de Lima nació en Lima en 1586. Sus humildes padres fueron Gaspar de Flores y María de Oliva. Aunque fue bautizada con el nombre de Isabel, se la llamaba Rosa y ése fue el único nombre que le impuso durante su Confirmación el arzobispo de Lima, Santo Toribio.

La situación económica de la familia se volvió un poco inestable cuando el padre de Rosa fracasó en la explotación de una mina. La santa trabajaba el día entero en el huerto, cosía por la noche y ayudaba al sostenimiento de la familia. A pesar de las dificultades, Rosa estaba contenta con su suerte, hasta que sus padres la indujeron a casarse.

Fueron diez años de lucha, ya que la santa había decidido hacer votos de virginidad y consagrar su vida a Dios. Por ello, ingresó en la tercera orden de Santo Domingo, imitando así a Santa Catalina de Siena. A partir de entonces se recluyó en una cabaña que había construido en el huerto.

Rosa pasó los tres últimos años de su vida en la casa de Don Gonzalo de Massa, un empleado del gobierno cuya esposa le tenía particular cariño. Antes de su muerto sufrió una penosa y larga enfermedad. Murió el 24 de agosto de 1617, a los 31 años de edad. Fue canonizada por el Papa Clemente X en 1671, convirtiéndose de esta manera en la primera santa americana canonizada.

viernes, 29 de agosto de 2014

COMUNIDADES NATIVAS DE AMAZONAS, AFECTADAS DE VIH


Amazonas: 200 integrantes de comunidad nativa infectados con VIH

En su teoría, los pobladores atribuyen que esta enfermedad fue traída por los blancos en las migraciones y el que sobrevive a este maleficio será quien continúe contando la historia del pueblo guerrero.

Textos:Redacción Multimedia web@grupoepensa.pe |Fotos:Captura Cuarto Poder

25 AGOSTO 2014 - 12:03 | AMAZONAS -
Dramática situación. En la comunidad nativa de Wampami de la provincia de Condorcanqui en Amazonas se reporta el caso de 200 indígenas que se encuentran infectados con el virus del VIH, sin embargo se sospecha que hay algunos más.
Entre la falta de información y la pobreza algunos de los integrantes de la etnia Awajun atribuye este mal a la hechicería una vez que la persona infectada reporta síntomas de la enfermedad que va en avance y viene acabando con la vida de varios jóvenes.
En su teoría, los pobladores atribuyen que esta enfermedad fue traída por los blancos en las migraciones y el que sobrevive a este maleficio será quien continúe contando la historia del pueblo guerrero.
El distrito amazónico del Cenepa es donde se encuentra la mayor cantidad de enfermos. Los hombres (entre los 14 y 15 años) son la mayoría de infectados en esta provincia y el contagio se da en la población joven y con actividad sexual muy activa y sin protección. La propagación del virus se da entre heterosexuales en esta zona.

Las estadísticas revelan que en esta zona por cada mujer infectada hay tres hombres portadores, sin prevención en esta zona, por lo que las estadísticas tienden a volverse preocupantes.
Sin embargo, sin médicos especialistas, la escasez de retrovirales y el abandono del tratamiento por alto costo de las medicinas, aparece lo que podría considerarse como su salvación: el sacha jergón, un tubérculo que haría las veces de los retrovirales.
DATO
En la región de Amazonas, el 77% de los casos reportados corresponde a indígenas que reside en el alto Cenepa, según la Red de Salud de Condorcanqui.

miércoles, 27 de agosto de 2014

ANIVERSARIO DEL FALLECIMIENTO DE DOM HELDER CÁMARA

JOVEN, TE INVITAMOS A UNA JORNADA MISIONERA


CRISTO, TE INVITA A PARTICIPAR 
EN ESTA JORNADA MISIONERA.
VEN, CON TU MOCHILA LLENA DE ILUSIONES Y ESPERANZAS.
TE ESPERAMOS CON MUCHA ALEGRÍA.
INVITA A TUS AMIG@S 

martes, 26 de agosto de 2014

CELEBRANDO LA VIDA DE JULIANA MARÌA.

El día 17 era una fecha especial para podernos unir a  JULIANA MARÍA para  dar gracias a Dios por su vida. Ya desde el día anterior el Grupo de la Catequesis Familiar empezó a celebrarlo y  en la mañana se tuvo una oración muy emotiva preparada por Meche.  Fue un día muy especial y el teléfono no dejó de sonar, pues llegaban felicitaciones de todas partes...

Juliana María celebrando su cumple con la comunidad

Grupo de Animadores de la Catequesis Familiar



Los jóvenes Animadores de la Catequesis Familiar le prepararon un gran corazón con dedicatorias muy bonitas, que hablaban de lo que ella era para cada uno de animadores y parejas guías.




La comunidad Laical también la sorprendió con una pequeña celebración en la tarde. Comenzamos con una oración muy emotiva dirigida por Astrid, en la que pudimos dar gracias a Dios por todo lo que el Señor la regala y ella gratuitamente también nos lo da..


       Tuvimos un  brindis y un rico compartir que habían preparado la comunidad laical y gozamos de  de  poder estar todos juntos celebrando la vida y la amistad, que son regalos de Dios.

Haciendo el brindis

Cantando las mañanitas 
Junto con Juliana María estaba el grupo de laicos.


¡GRACIAS POR LA VIDA DE JULIANA MARÍA!

¡SEÑOR, NO ABANDONES LA OBRA DE TUS MANOS!

lunes, 18 de agosto de 2014

PRESENCIA AWAJUN-WAMPIS EN LA ORDENACIÓN DE MONSEÑOR ALFREDO VIZCARRA, NUEVO OBISPO DE JAÉN

Gema Pérez Jover

Monseñor Alfredo Vizcarra Mori, con el Tawash, el Wampash y el báculo.

Estaba pensando qué título darle a este pequeño artículo, si “Ordenación del nuevo obispo de Jaén…” o cualquier cosa similar, pero finalmente he decidido mirar este acontecimiento desde nuestra presencia, pequeña pero significativa, como pueblos awajun-wampis.

Tuvimos una buena representación de la zona selva. Fernando, etsejin de la zona Nieva (catequista). 

Ahora sí, empezaré por el principio…

En un momento de la ceremonia, antes de la ordenación.

El pasado viernes 15 de agosto tuvo lugar la ordenación del nuevo Obispo de Jaén, Alfredo Vizcarra Mori, sacerdote jesuita de Arequipa, que ha estado 17 años en el Chad y de quien ya hemos hablado últimamente en este blog.




Se puede apreciar que asistió muchísima gente a la celebración
En un momento de la ceremonia.
Desde los ríos Nieva, Cenepa y Santiago, hemos ido una delegación a la ordenación del nuevo Obispo, de manera que la selva tuviera su representatividad en esta ceremonia y en el Vicariato y, a decir verdad, la tuvo: se notó que estuvimos presentes.


El día previo a la celebración estuvimos organizando la participación que tendríamos en la ceremonia, ensayando las ofrendas, canto… Por aquí les adjunto alguna foto de l@s chic@s del centro Waimaku de Jaén, jóvenes  universitarios awajun y wampis que están estudiando en Jaén (y aquí).
Mons. Santiago le pasa el báculo al nuevo obispo.
Mons. Barreto y alfredo en un momento de la ordenación.
¡¡Y llegó el gran día!! El viernes por las tarde, a las 6:00 pm se iniciaría la celebración, que tendría lugar en el Colegio San Luis Gonzaga de Jaén. Llegamos dos horas antes porque nos dijeron que, finalmente, no nos reservaban lugar a los de la selva, o sea, que fuimos a “pelearlo”. Los jóvenes fueron llegando y se fueron poniendo sus vestimentas típicas, también los muntas (mayores) y, claro, todos con sus vestimentas típicas, llamábamos un poquito la atención… Los de Radio Marañón se pusieron las botas entrevistando a unos y otros.


Empezó la ceremonia, con un montón de obispos y sacerdotes, entre ellos destaco a Mons. Barreto, que presidió la ceremonia, Mons Santiago García de la Rasilla (obispo saliente) y Mons. Henry Coudray S.J (Obispo Vicario Apostólico de Mongo (Chad – África)). Tras la liturgia de la Palabra vino la ordenación, con varios símbolos significativos.

Monseñor bailando con los awajun en las ofrendas.
En el momento del ofertorio los de la selva (como nos llaman en Jaén) salimos los últimos, presentando un tawas (corona, signo de máxima dignidad y respeto), wampash (bolsa que llevan los varones), una planta (símbolo de la esperanza del pueblo awajun-wampis) y una cruz hecha con un collar de semillas. Los jóvenes, al rito de la música fueron danzando un baile típico y trajeron a mons. Alfredo al centro, donde le fueron imponiendo cada una de estas ofrendas. Nuestro nuevo obispo no se quitó la corona durante toda la ceremonia.

Bailando en el ofertorio, con la planta.
La siguiente intervención que tuvimos fue el Padre Nuestro cantado en awajun.
Al finalizar la ceremonia el nuevo obispo, con su báculo, su tawash, su wampash y su cruz, fue paseando por todo el recinto saludando a la gente que había venido a la celebración, muchísima gente. La celebración tuvo lugar en la cancha, al aire libre, y no cabía un alfiler por ningún lado. El Vicariato en pleno vino a dar la bienvenida a mons. Alfredo.

Recién ordenado obispo.
Destaco la homilía de Mons. Pedro Barreto y las palabras del mismo obispo, Alfredo, y del obispo de Mongo, que dijo”…ustedes me lo dieron, yo ahora se lo devuelvo…”. Estos discursos y homilías las pueden leer completas en este enlace, por no hacer esto demasiado largo. También las palabras de agradecimiento de mons. Alfredo, al final de la ceremonia, tomando tanta alegría como signo de confirmación.


Y de nuestra presencia destaco, como punto final, la actuación de Fernando y Augusto, entre los números que se realizaron después de la ceremonia, donde representaron el saludo awajún, con sus lanzas, pidiendo la fuerza del Ajutap para Alfredo y dándole la bienvenida al estilo awajun.


En el momento de la Eucaristía, Fernando y Augusto, etsejin de la zona Nieva.
Con esto todos nosotros le damos también la bienvenida a nuestra zona selva del Vicariato de Jaén.

¡¡Alfredo, nos alegramos de tenerte con nosotr@s!!


(Si quieren ver más fotos, visiten nuestro facebook)

sábado, 16 de agosto de 2014

JUDIT NOS COMPARTE SU EXPERIENCIA EN LA SELVA DEL PERÚ.

RECUERDOS QUE NUNCA OLVIDARÉ


JUDIT IGUAL SEGURA, nos comparte sus vivencias con las Hermanas de la Compañìa Misionera , en la Comunidad de Huampami (Río Cenepa). Perú.

Hace varias semanas finalizó una de las experiencias más especiales que he vivido hasta el momento.

Decidí emprender el viaje hacia la Misión del Perú con el fin de salir de mis comodidades del día a día y poder saber un poco más lo que es el sacrificio y el darse a los demás sin pedir nada a cambio.

A pesar del nerviosismo que me causaba hacer un viaje a un lugar tan lejano durante tanto tiempo, tenía ganas de vivir la experiencia, de conocer un mundo distinto, enfrentarme a nuevos retos y poder superarlos.

Cuando llegué a Lima las Hermanas de la Compañía Misionera del Sagrado Corazón de Jesús, de Fiori,  me dieron una cálida bienvenida y después de un par de días en los que pude conocer un poco la ciudad, comenzamos el viaje hacia Huampami.  Durante los 9 días que duró el viaje me gustó conocer distintas zonas del Perú y sus preciosos paisajes, pero sobre todo me encantó conocer a gente como Miriam o las Hermanas de Sta. María de Nieva, con un carisma de servicio a los demás impresionantes, que hacía que tanto ellas como las personas a quien ayudaban fueran felices.

Ahí empecé a ver que, aunque a veces no lo creamos, resulta mucho más gratificante dar a los demás que recibir. Y eso es algo que pude comprobar por mi misma durante las tres semanas que estuve en la comunidad de Huampami, ya que cada vez que colaboraba en las tareas de la casa, íbamos a visitar a un enfermo o entretenía a los niños con juegos y actividades, me sentía contenta y satisfecha de estar aportando mi granito de arena para que los demás estuviesen un poco mejor.

Aprendiendo a jugar con los come-cocos.
Pintando tortugas, mariquitas y caracoles de cartón con acuarelas
En la fiesta de despedida, aprendiendo a saltar a la comba y jugando al Twister
Ya integrada en el turno de cocina preparando tallarines con tomate y atún
También me ha encantado la convivencia que hemos tenido las Hermanas Nuria, Isabel, Denise, Gema, Marta y yo estas semanas, ya que hemos compartido muchos momentos de risas y diversión, de alegrías y sufrimientos, de oración… que nos han hecho estar muy unidas en todo momento y que han hecho que mis días en la comunidad de Huampami hayan sido sorprendentes, ya que me han ofrecido en todo momento lo mejor de cada una de ellas, enseñándome cuanto estaba en sus manos para que estuviera cómoda y para que conociera un poco más la selva de Perú, su gente y sus costumbres.

Marta, Gema, Nuria, Denise, Judit e Isabel en la entrada de la casa

También me siento muy agradecida con todas las personas que he conocido de Huampami, ya que, al igual que las hermanas, han contado conmigo en todo momento y han hecho que realmente me sintiera acogida en su comunidad, casi como una más, pidiéndome incluso que me quedase más tiempo con ellos o que volviera algún día a visitarles de nuevo. 

Con Lizardo aprendiendo a cortar plátanos.
Con Jack cruzando en canoa al otro lado del río para ver la playa y jugar a voley

Con Nuria, Juana y su familia en la chacra para recoger alimentos

Esta experiencia también me ha servido tanto para valorar muchas cosas que antes no apreciaba (como el simple hecho de llegar a tu casa y tener luz y agua siempre que quieres) como a darme cuenta de la gran cantidad de cosas que tenemos y que realmente no nos hacen ninguna falta: los niños, por ejemplo, podían pasar la tarde con un papel y dos lápices de colores y se les veía felices y en cambio los niños de aquí tienen 200 juguetes y siempre quieren más porque les acaban aburriendo.

También he podido ver lo importante que es la familia. Han hecho falta muchos kilómetros de distancia y muchos días sin poder hablar con mis padres y hermanos, pero me he dado cuenta de que tengo que demostrarles más a menudo lo que significan para mí.

Gracias a esta experiencia he podido conocerme un poco mejor y ver que, con la ayuda de Dios, puedo ser capaz de realizar cosas que nunca hubiera imaginado, ya que había momentos en los que pensaba que no sabría desenvolverme bien por la selva, que me costaría adaptarme a las costumbres de allí o que no podría realizar un viaje tan largo yo sola, pero no ha sido así.

En definitiva, me siento muy afortunada de haber podido vivir esta fantástica aventura, llena de momentos que me han enriquecido mucho como persona y que me han permitido conocer unos lugares preciosos y una gente que nunca voy a olvidar.


¡GRACIAS!

LA ASUNCIÓN DE MARÍA NOS MUESTRA LA ESPERANZA Y LIBERTAD CRISTIANA REAL.

Papa Francisco: El Evangelio es el antídoto contra el espíritu de desesperación

La Asunción de María nos muestra la esperanza y libertad cristiana real









El Papa desde Corea nos dice:
Hoy, venerando a María, Reina del Cielo, nos dirigimos a ella como Madre de la
Iglesia en Corea. Le pedimos que nos ayude a ser fieles a la libertad real que 
hemos recibido el día de nuestro bautismo, que guíe nuestros esfuerzos para 
transformar el mundo según el plan de Dios, y que haga que la Iglesia de este 
país sea más plenamente levadura de su Reino en medio de la sociedad coreana. 
Que los cristianos de esta nación sean una fuerza generosa de renovación espiritual
en todos los ámbitos de la sociedad. Que combatan la fascinación de un materialismo
 que ahoga los auténticos valores espirituales y culturales y el espíritu de competición
 desenfrenada que genera egoísmo y hostilidad. Que rechacen modelos económicos
inhumanos, que crean nuevas formas de pobreza y marginan a los trabajadores, así
como la cultura de la muerte, que devalúa la imagen de Dios, el Dios de la vida, y
atenta contra la dignidad de todo hombre, mujer y niño.

Como católicos coreanos, herederos de una noble tradición, ustedes están llamados
a valorar este legado y a transmitirlo a las generaciones futuras. Lo cual requiere de
todos una renovada conversión a la Palabra de Dios y una intensa solicitud por los
pobres, los necesitados y los débiles de nuestra sociedad.

Con esta celebración, nos unimos a toda la Iglesia extendida por el mundo que ve en
María la Madre de nuestra esperanza. Su cántico de alabanza nos recuerda que Dios
no se olvida nunca de sus promesas de misericordia (cf. Lc 1,54-55). María es la llena
de gracia porque «ha creído» que lo que le ha dicho el Señor se cumpliría (Lc 1,45).
En ella, todas las promesas divinas se han revelado verdaderas. Entronizada en la
gloria, nos muestra que nuestra esperanza es real; y también hoy esa esperanza,
«como ancla del alma, segura y firme» (Hb 6,19), nos aferra allí donde Cristo está
sentado en su gloria.

Esta esperanza, queridos hermanos y hermanas, la esperanza que nos ofrece el
Evangelio, es el antídoto contra el espíritu de desesperación que parece extenderse
como un cáncer en una sociedad exteriormente rica, pero que a menudo experimenta
amargura interior y vacío. Esta desesperación ha dejado secuelas en muchos de
nuestros jóvenes. Que los jóvenes que nos acompañan estos días con su alegría y su
confianza no se dejen nunca robar la esperanza.

Dirijámonos a María, Madre de Dios, e imploremos la gracia de gozar de la 
libertad de los hijos de Dios, de usar esta libertad con sabiduría para servir a 
nuestros hermanos y de vivir y actuar de modo que seamos signo de esperanza, 
esa esperanza que encontrará su cumplimiento en el Reino eterno, allí donde reinares
servir. Amén. 

viernes, 15 de agosto de 2014

JAÈN, RECIBE CON ALEGRÍA AL NUEVO OBISPO DEL VICARIATO DE SAN FRANCISCO JAVIER DEL MARAÑÓN. PERÚ


Multitud recibió a nuevo Obispo del Vicariato, P. Alfredo Vizcarra SJ.
El P. Alfredo Vizcarra, momentos después de haber bajado del vehículo que lo trasladaba, se detiene para admirar una gigantogafría dedicada a él. Foto: Oficina de Comunicación - Vicariato de Jaén.


Jaén, 14 Agosto. 2014 (OC).-Decenas de personas se habían reunido desde las 3:00 pm de ayer miércoles 13, en el óvalo del Parque “P. Alfonso Arana Vidal SJ” de Jaén, para esperar la llegada de quien tendrá la responsabilidad de guiar éste Vicariato a partir del día de mañana.

El P. Alfredo Vizcarra Mori SJ, había salido luego de las 10:00 am desde la ciudad de Chiclayo. A su paso por Pucará (Jaén), los fieles, el párroco y las religiosas Siervas de San José que trabajan en esa Parroquia, le prepararon también una recepción.
Antes de las 3:00 pm, el P. Alfredo partió a Jaén, a donde llegó alrededor de las 4:00 pm, junto a Mons. Luis Bambarén SJ, Obispo Emérito de Chimbote.
Músicos y multitud
Dos numerosas bandas de música de instituciones educativas de la ciudad, tocaban con algarabía diversas piezas musicales, mientras muchas personas entre fieles católicos, representantes de instituciones del Vicariato, instituciones públicas, instituciones educativas de nivel inicial, primaria, secundaria y superior se apostaron en los alrededores de la Av. Mesones Muro.
Av. Mesos Muro, llena de personas que acompañan al P. Alfredo Vizcarra. Foto: Oficina de Comunicación - Vicariato de Jaén.
Las alrededor de 500 personas concentradas allí, acompañaron al P. Alfredo Vizcarra, en un pasacalle por las principales calles de la ciudad de Jaén, con destino a las oficinas del Obispado en calle Diego Palomino, donde se encontró con su predecesor, Mons. Santiago García de la Rasilla, quien le dio la bienvenida.
Luego de ello, el P. Alfredo Vizcarra, dirigió unas palabras a todas y todos, quienes tuvieron el detalle de recibirlo, y agradeció la labor de Mons. Santiago.
Mientras venía por acá, los de la prensa me preguntaban ¿y cómo se siente?, la verdad es que, yo quería decirles y cómo quieren que me sienta con todas éstas manifestaciones de afecto y de cariño de parte de ustedes, de todas éstas personas que han salido a recibirme, me siento muy contento, no puede ser de otra manera. Muchisimas gracias a todos, muy agradecido. Quisiera también que me ayuden a agradecer a Mons. Santiago, por todos estos años que él ha pasado aquí con ustedes. Que viva Mons. Santiago”, exclamó.
El P. Alfredo Vizcarra Mori S.J, pidió a todas y todos los presentes rezar juntos un Padre Nuestro y un Ave María, luego de lo cual contó que fue muy difícil aceptar en el Vicariato de Mongo en África, donde él trabajaba, su salida de esa misión que cumplió por casi 20 años.
(Enviado por el P. Benjamín Crespo SJ)