lunes, 29 de septiembre de 2014

LA FIEBRE DEL ORO


sábado, 27 de septiembre de 2014

LA ALEGRÍA DE LOS LAICOS MISIONEROS DE COMPARTIR UNA JORNADA

Comunidad Laical con Juliana María
Que alegría hemos sentido de poder tener una JORNADA durante todo el domingo 21 de septiembre, que nos ha permitido disfrutar de una verdadera comunión entre los hermanos.
Mary Luz 


El Señor nos regaló el integrar a nuestra comunidad a Mary Luz que llevaba varios años participando en el grupo de los Jóvenes y ha discernido su vocación laical.

El día lo comenzamos con una oración que nos introdujo Juliana María y nos llevó a contemplar la Parábola de Dios es bueno con todos, de Mateo 20,1-16.

Gustamos de la Palabra en grupos pequeños para ir viendo como sentíamos en nuestra vida a este Dios bueno que es tan distinto a lo que nosotros pensamos... Y eso nos llevo a preguntarnos la imagen que cada uno tenemos de Dios y que es importante DEJAR A DIOS SER DIOS EN NUESTRAS VIDAS.
Astrid, Carmen y María Elena 





Nuestro compartir de vida fue sincero y profundo, vamos sintiendo  que la comunidad se va enriqueciendo con las experiencias de vida de cada uno.
Gladys, Mary Luz y Tervy

A través de un Power Point Juliana María nos presentó el Carisma de la Compañía, después de unos comentarios,  hicimos grupos de reflexión para responder a unas preguntas sobre cómo nos vamos identificando con el carisma.




Tuvimos una puesta en común  que nos enriqueció mucho y está claro que cada día  vamos integrándonos más a la familia de la Compañía Misionera.



Y llegó el momento de compartir el almuerzo... y ahí si que gozamos de poder degustar los distintos sabores que cada uno había preparado... ¡Que gozo es vivir los hermanos unidos!.
Una gran sorpresa fue la llegada de una torta para felicitar a Rebeca, Soledad y Delia que en este mes de septiembre han cumplido años y damos gracias a Dios por sus vidas y sus aportes a nuestra
comunidad. 


U

Recibiendo el saludo de cumpleaños: Delia, Soledad y Rebeca.
Astrid nos presentó a través de un Power Point el capítulo 3 del Evangelio de Mateo, nos lo hizo tan didáctico que nos metió de lleno en el tema y en la necesidad de seguir contemplando la Palabra de Dios.

Astrid, presentando  el Power Point


Terminamos el día,  con una oración especial, en compañía de las hermanas de Lima,  uniéndonos todas las hermanas Asambleístas de la Compañía Misionera,  que están celebrando la IX Asamblea General en Madrid, recordando de forma especial a nuestra fundadora la Madre Pilar.
Nosotros laicos esperamos las decisiones de esta Asamblea para  que nos ayude a ir viviendo y recreando el carisma en una verdadera comunidad laical.


En oración junto a todas las hermanas 

viernes, 26 de septiembre de 2014

NUEVO EQUIPO DE GOBIERNO GENERAL DE LA COMPAÑÍA MISIONERA DEL SAGRADO CORAZÓN

Hermana Paqui Picón
En la IX  Asamblea General de la Compañía Misionera del Sagrado Corazón de Jesús, celebrada en Madrid, se ha elegido hoy 26 de Septiembre  a un nuevo Equipo de Gobierno General, siendo la Superiora General, la Hermana PAQUI PICÓN , nacida en Jaén (España), que ha estado más de 20 años en África y cinco en Camboya y actualmente estaba en Kinshasa, acompañando a las jóvenes en formación. 



La acompañaran en este servicio, durante los próximos seis años las hermanas:  
CARMEN CARDOZA,peruana, actualmente compartía su vida con el pueblo camboyano en 
Poipet.
  NATALIA MORATINES, española, ha vivido muchos años en la R.D. del Congo y actualmente vivía en la misión de Taza (Marruecos). 

CAROLINE MACWAN, natural de India, y actualmente era la Superiora Regional de la
 R.D. Congo. 

JACINTA DE MELLO, de India,ha vivido la mayor parte de su vida misionera en Perú y actualmente estaba en la misión de Mahad de India. 


Damos gracias a Dios por su elección  y rezamos para que el Espíritu les infunda sabiduría 
para ayudar a la Compañía Misionera, 
 a mantenerse fiel en el Seguimiento de Jesús,
 según el Espíritu de nuestra Fundadora, Madre Pilar 
y  recreando nuestro carisma en el HOY que nos toca vivir.

jueves, 25 de septiembre de 2014

ANIMANDO A LOS JÓVENES A DESCUBRIR SUS SUEÑOS.

Hermana Juliana María con el grupo de jóvenes


Que alegría hemos sentido de poder encontrarnos nuevamente y juntos en este mes, en que se celebra el día de la JUVENTUD, hemos reflexionado sobre este tema  y lo que significa para cada uno de nosotros el SER JOVEN HOY... y que implicancias tiene en nuestra vida.
Marta acompañando a uno de los grupos


Nos dividimos en grupos de reflexión para poder profundizar mejor el tema... Y hemos gozado mucho de poder preguntarnos: Los valores que hoy tenemos, nuestros sueños y han salido aportes muy valiosos por parte de todos.
Juliana María acompañando a un grupo 
Y  después de reflexionar en grupo pusimos en común lo que cada grupo había reflexionado... y ahí nos dimos cuenta de la gran ayuda que es el grupo y como unos y otros nos vamos complementando y descubrimos secretarios muy valiosos.
Diego como buen secretario recogía los aportes del grupo.
Y cada grupo presentó un skech sobre algo relacionado con la juventud... y ahí pudimos ver como hay muchos talentos  y unos buenos artistas. Y por supuesto vimos  como iban reflejando algo de la problemática que los jóvenes viven hoy.
Ariana, Inés, Ximena y Rafael presentando un xkech
Vimos también un Power Point sobre lo que es SER JOVEN HOY... y descubrimos ese gran potencial que somos y que a veces ni nos damos cuenta... Y como esta etapa de la vida también es de discernimiento vocacional para ver lo que Jesús quiere de cada uno de nosotros.


Y tuvimos una gran sorpresa al ir escuchando al Papa Francisco lo que nos dice a los jóvenes hoy, y nos quedamos muy sorprendidos como estamos llamando a SER MISIONEROS y a dar lo mejor de nosotros mismos y que eso nos va a ayudar a ser muy felices. 

GRACIAS POR ESTA JORNADA MISIONERA
 QUE NOS HA CALENTADO EL CORAZÓN 
ANIMADO A SER MISIONEROS 
MÁS ALLÁ DE NUESTRAS FRONTERAS.

lunes, 22 de septiembre de 2014

EL PAPA INVITA A LOS JÓVENES A LA MISIÓN


MONSEÑOR PEDRO BARRETO GRAN DEFENSOR DE LA AMAZONÍA.


Conforman red eclesial en Brasilia para defender Amazonía

Mons. Barreto preside la Red Eclesial Pan Amazónica en Brasilia

El Papa Francisco mediante una carta dirigida a monseñor Pedro Barreto Jimeno, le felicitó por su liderazgo en la red eclesial Pan-Amazónica. Ésta busca consolidar un proceso eclesial al servicio de la defensa de la Amazonía y la promoción de acciones a favor de la ecología. Quieren promover la dignidad del ser humano sobre todo de los más excluidos y vulnerables.
En la carta, mediante exhortación apostólica ''La alegría del Evangelio'' afirma: Los asistentes al encuentro responden al desafío crucial de vivir juntos, mezclarnos, encontrarnos, tomarnos de los brazos, apoyarnos y participar de esa marea algo caótica que puede convertirse en una verdadera experiencia de fraternidad. Esto se desarrolla en una caravana solidaria y una santa peregrinación. De este modo, las mayores posibilidades de comunicación se traducirán en más posibilidades de encuentro y de solidaridad entre todos''.
El Papa Francisco manifiesta su alegría por ver que ha sido acogido su llamado en favor de la creación de una red innovadora, orientada específicamente a las cuestiones ecológicas en el Amazonas.
Este acuerdo surge desde el testimonio de múltiples presencias misioneras en este territorio. Ha sido animado sobre todo por el Departamento de Justicia y Solidaridad del CELAM, que preside Monseñor Pedro Barreto y por S.E. Cardenal Claudio Hummes, actual presidente de la Comisión para la Amazonía de la CNBB

miércoles, 17 de septiembre de 2014

HERMANA OLGA CASTRO NOS COMPARTE SU EXPERIENCIA MISIONERA.

Ángeles-Olga Castro García, Misionera de la Compañía Misionera del  Sagrado Corazón de Jesús,  en Marruecos

Desde la Misión de Taza (Marruecos)

Hermanas Natalia, Olga y Gertrudes forman la comunidad de Taza
     Hace muchos años que soy misionera, y como todas las cosas..., tuve que aprender a serlo.  Entré en una Congregación exclusivamente Misionera: la Compañía Misionera del Sagrado Corazón de Jesús.  Estudié en Estados Unidos y comencé trabajando en Texas, con mejicanos que cruzaban clandestinamente la frontera, algo parecido a lo que pasa con los emigrantes subsaharianos de hoy en día y luego trabajé muchos años en Colombia, en la selva chocoana con indígenas y morenos.  Allí realicé diversas actividades, desde formar catequistas, animadores de base,  hasta  llevar la dirección de una escuela primaria..., y me sentí feliz en la misión... Y salí de Colombia convencida de que lo que yo era, en ese momento, se lo debía no solamente a mi Congregación, sino a la gente con la que yo había vivido y trabajado...
                                            
      Y buscando una "misión nueva", estoy en Marruecos desde hace 13 años..., y todas mis experiencias y vivencias de lo que era la misión y el trabajo en ella..., han quedado en un lado... y voy profundizando cada vez más en el sentido y la esencia de la misión..., que este país musulmán, con su cultura, Religión y con su gente, me va descubriendo en el día a día...
     
            Somos una comunidad de tres hermanas: dos españolas y una congoleña. Vivimos en una ciudad pequeña: "Taza", en el centro de Marruecos, ciudad rodeada de montañas y pequeñas aldeas, que hace que sus habitantes, tengan un origen campesino y que así sea también su mentalidad  son gente alegre, sencilla, y acogedora.  Nos relacionamos con gente de un nivel económico muy sencillo y pobre, y muchos son analfabetos..., hablamos su dialecto, es decir el árabe marroquí, y nos acercamos a ellos desde la amistad, intentando que nos sientan de igual a igual, que se sientan aceptados y comprendidos por nosotras..., les visitamos muy frecuentemente y ellos nos visitan..., hay un intercambio constante..., los acogemos en nuestra casa de la misma forma y con las mismas cosas que ellos nos acogen en la suya..., nos invitan a celebrar con ellos sus fiestas religiosas y familiares, y nosotras, celebramos la Navidad con ellos..., claro que esta celebración se puede prolongar por dos semanas o más porque van viniendo por grupitos...

            Aquí, se empieza a vislumbrar un poco lo qué es la esencia de la misión: compartimos nuestra vida y lo que somos cada uno, y en ello va, nuestra experiencia religiosa... Somos testigos del Amor de Dios y anunciamos la buena noticia de ese Dios que nos ama con nuestra vida y en conversaciones que vamos teniendo con la gente..., y ellos hacen lo mismo con nosotras... Construimos ese Reino de Dios juntos, poniendo cada uno, nuestro granito de arena para que pueda existir un mundo mejor... Y de la forma que sea... no sé cómo... pero, agarrados de la mano... Dios también nos recibirá juntos en la otra vida...
Hermana Marta compartiendo con una familia musulmana.
            Siempre se habla de estas misiones como "Comunidades de presencia", pero, nosotras también trabajamos mucho, aunque quizás de distinta forma que en las misiones tradicionales... Nuestra hermana Gertrude, congoleña, es enfermera  y trabaja en el hospital público en la sección de los niños, y ahí es donde acuden los más pobres y necesitados, sobre todo de las montañas. La  hermana Natalia,  trabaja con un grupito de mujeres que hacen el bordado tradicional y venden sus productos. Y yo, trabajo en una Asociación Marroquí para ayudar a niños minusválidos..., visito a muchas familias y a veces soy intermediaria en operaciones para niños, con una Asociación española...etc.  Y cuando vemos que es necesario ayudar económicamente en una enfermedad, estudios..., o cuando entregamos materiales para los niños de la Asociación... siempre hemos dicho a la gente, que no es dinero nuestro..., sino que es gente de España o de otro sitio, que nos da dinero con el fin de que los ayudemos..., y si no nos dan, pues no tenemos..., y ellos lo saben y aceptan sin problema... Y a través de todo esto, nuestra gente se va promocionando como personas, como mujeres,  desarrollan valores importantes para la convivencia, se sienten queridos..., que valen... etc.
            Como veis, son cosas muy pequeñas lo que podemos hacer y con grupos pequeños, pero, en ellas, ponemos todo nuestro cariño y entusiasmo..., porque sin salir al encuentro de la gente, no hay misión, y sin ellos, el Reino de Dios, que ya está entre nosotros, ni se descubre, ni se desarrolla... y quién lo dude..., ¡que venga y lo vea...!
Hermana Olga con una familia musulmana.
                                  
                                                                   

viernes, 12 de septiembre de 2014

EXPERIENCIAS DE OTRO MUNDO


Somos Carmen y María Peyró, estudiantes de derecho y medicina respectivamente, y sobrinas de la Hermana María Dolores García, misionera de la Compañía del Sagrado Corazón de Jesús.

Toda nuestra vida, desde pequeñas, oíamos de nuestros mayores las historias de “la tía Lolita” en El Perú, quien desde muy joven decidió dejarlo todo para ir a ayudar a aquellos que más lo necesitaban. Y así, escuchando siempre hablar de ella, de su trabajo y  de sus vivencias en la selva apareció nuestro interés en conocer esa otra realidad del mundo e intentar “echar una mano”.
Creíamos que ahora, una vez algo mayores, era el momento de realizar esta especie de sueño, así que, decididas a ello, nos pusimos en contacto con las Hermanas y concretamos nuestro viaje hacia El Perú, con destino final Jeberos, donde realizaríamos nuestra pequeñísima Misión.  Para ello, llegamos primero a Lima, continuamos hacia Tarapoto en otro vuelo y una vez allí nos trasladamos a Yurimaguas, y, finalmente, una avioneta nos llevaría hasta Jeberos.

Parroquia de Jeberos y casa de las hermanas.
Jeberos es una comunidad perteneciente al Vicariato Apostólico de Yurimaguas, situado en la región de Loreto, en plena selva amazónica, accesible únicamente a través de bote (con una duración de tres días) o bien, por avioneta. Este pueblo fue fundado por el Padre Lucas de la Cueva, quien trazó los rectos caminos que hoy por hoy siguen conformando la estructura del mismo.
Hermanas: Carmina, Astrid, Carmen, Sylvia, Berta y Angelica en la puerta de la casa.

Una vez llegamos, las Hermanas Sylvia, Carmen Bravo, Angélica y Bertha nos recibieron con los brazos más que abiertos y nos pusieron al corriente de la situación política, social y cultural jeberina. Es difícil precisar el día a día en estos sitios, pues cada jornada se torna diferente a la anterior, sin embargo, nuestra tarea fija sería la de enseñar matemáticas en las tardes a los niños de secundaria y ayudar en la posta o centro de salud.
En nuestros ratos libres ayudaríamos a las Hermanas en sus tareas diarias, que abarcaban desde organizar la biblioteca, arreglar cantorales, sembrar y recoger en la huerta, hasta visitar a aquellos que más lo requerían.
Carmen junto a unos niños del colegio en el desfile de Fiestas Patrias.

Para nosotras, Jeberos es el pueblo de los niños, fueras por donde fueras, mañana o tarde siempre encontrarías a cantidad de niños por las calles, sonriendo tímidamente a dos extrañas. Esta comunidad alberga unos dos mil habitantes aproximadamente, en su mayoría personas mayores y niños, la alegría del pueblo.
Celebrando la Liturgia de la Palabra en la Parroquia de Jeberos.

En lo que respecta a la parroquia de Jeberos,  no dispone de sacerdote, éste únicamente acude alguna vez al año para fechas señaladas, como es Santa Rosa, patrona del pueblo. Así, las Hermanas son las que se ocupan de evangelizar, supliendo con creces la labor que tendría el párroco: cada domingo realizan su propia celebración en la iglesia, a la que acude gran parte del pueblo y de la que muchos participan, ya sea leyendo la palabra, rogando, dando gracias o cantando. Después de esta celebración, los niños que lo desean acuden a su hora de catequesis, impartida por los animadores, personas adultas que ellas mismas han preparado para ello.

María junto a unos niños shawi
Además de su labor evangelizadora, las Hermanas han realizado tareas muy importantes, como la fundación de la cooperativa, una escuela y el centro de la mujer, en el que se imparten clases de costura, donde enseñan a poder elaborar su propia ropa, sin necesidad de gastar dinero para ello; así como clases de refuerzo para los niños de secundaria. También hay un horno donde aprenden a hacer pan y derivados para consumo propio y/o venderlo.
Hermana Sylvia y Astrid, misionera laical, enseñando hacer pan.
Durante nuestra corta estancia pudimos comprobar cómo estas personas viven dedicadas, en su mayoría, principal y exclusivamente al mantenimiento de su chacra, su medio de vida, trabajando de sol a sol sin importar edad y género. El principal cultivo es la yuca, aunque también se dan muchos otros. Sin embargo, la gente todavía no está convencida de ello, reafirmados en el monocultivo, talan y queman numerosas hectáreas para crear nuevas chacras donde poder seguir cultivando este alimento. Una de las principales labores de las Hermanas es convencer a esa gente de que en la Amazonía las plantas no compiten, sino que conviven; cosa que pudimos comprobar por medio de la Pastoral de la Tierra; asimismo intentan que, junto con la yuca, la gente plante todo tipo de verduras destinadas a su alimentación, con el fin de conseguir una dieta algo más equilibrada, ya que hay una gran escasez de muchos de los alimentos a los que nosotros estamos acostumbrados. 
Además, en estos momentos existen muchos problemas relacionados con las empresas petroleras, madereras y barbasqueras: éstas pretenden comprar a precios bajísimos las tierras de las personas, quitándoles así su medio de vida, convirtiéndolos en trabajadores de las mismas; aquí, las Hermanas también juegan un importante papel, concienciando al pueblo de que, esa tierra, por muy pequeña que sea, es su alimento, su pan de cada día, y que el dinero que les ofrecen es “pan para hoy y hambre para mañana”.
Otro de los problemas a los que se enfrenta el pueblo jeberino, al igual que el resto de la Amazonía, es el olvido por parte de aquellos que se encuentran en el poder: hablamos de un pueblo inaccesible rápidamente, al que llevan años prometiéndole una carretera que nunca llega; no cuenta con agua corriente, y con sólo cuatro horas diarias de luz eléctrica; el centro de salud dispone de gente muy capacitada, sin embargo no se tienen los medios básicos, los medicamentos se agotan y en ocasiones hay que darlos con cuentagotas, no cuentan con oxígeno o análisis de sangre, quizás, el problema no es sólo que no cuenten con ello, sino que esto es totalmente imposible de conseguir de una manera inmediata por esa falta de comunicación de la que hablábamos, una emergencia allí supone un mundo y algo complicadísimo; en el ámbito educativo se encuentran en una situación complicada, y al final, quien paga el plato roto no son otros que los niños, salvados por sus ganas de aprender y seguir hacia adelante.
Hermana Sylvia , despidiendo a  Maria y Carmen en la sala de espera del aeropuerto de Jeberos.
Por último nos queda decir que para nosotras ha sido una experiencia inolvidable, de la que hemos aprendido mucho y de la que nos llevamos mucho. Sabíamos que nos íbamos a llevar una gran lección de vida, pero no tan grande como la que ha sido. Estamos muy agradecidas a las Hermanas de la Compañía  Misionera del Sagrado Corazón de Jesús y al pueblo de Jeberos por la oportunidad tan importante que nos han brindado, porque gracias a ello hemos descubierto otra realidad, otro mundo, por hacernos ver de verdad aquello que dicen de que cuando das, siempre recibes, y nosotras hemos recibido muchísimo. Al llegar a casa te das cuenta de lo realmente afortunados que somos, de lo desigual e injusto que es el mundo, nadie tiene la culpa de nacer donde se ha nacido, pero si bien, aquellos que hemos tenido la fortuna de haber nacido en un mundo más desarrollado tenemos el deber de saber que existe otro mundo, y por ende, el deber moral de intentar ayudar en la medida de nuestras posibilidades a aquellos que no han tenido tanta suerte como nosotros, al fin y al cabo, como nos han enseñado las Hermanas, ellos también son nuestros Hermanos. Ahora más que nunca comprendemos esa cita que se encuentra en el cuarto de estar de nuestra casa de Letur (Albacete): «Yo dormía y soñé que la vida era alegría, desperté y vi que la vida era servicio, serví y comprendí que el servicio era la verdadera alegría» (Rabindranath Tagore).

Gracias de todo corazón.
Carmen y María Peyró Sánchez




jueves, 11 de septiembre de 2014

CUATRO ASHÁNINKAS FUERON ASESINADOS POR MADEREROS ILEGALES

Uno de los fallecidos en una localidad limítrofe con Brasil es el jefe de la comunidad de Alto Tamaya-Saweto, Edwin Chota
Cuatro asháninkas fueron asesinados por madereros ilegales
(Foto: Archivo El Comercio)


Lima.- Cuatro indígenas de la etnia asháninka fueron asesinados en la selva de Perú por presuntos madereros, denunciaron este lunes la viceministra peruana de Interculturalidad, Patricia Valbuena y el presidente de la Asociación de Comunidades Nativas Asháninkas de Masisea y Callería (Aconamac), Reyder Sebastián.




Según las primeras versiones de los hechos, el grupo de nativos se habrían encontrado el pasado lunes 1 de septiembre con una base maderera en una remota zona de la selva mientras realizaban un recorrido periódico para revisar los lindes de su territorio.

Los asháninkas fallecidos pertenecían a la comunidad nativa de Alto Tamaya-Saweto, formada por unas treinta familias en la región amazónica de Ucayali, cerca de la frontera peruana con Brasil, y entre ellos se encontraba el jefe de la comunidad y fundador de Aconamac, Edwin Chota.

Una delegación de la comunidad nativa partió el pasado miércoles al lugar de los hechos y se esperaba que llegara hoy a la ciudad de Pucallpa, a 840 kilómetros de Lima, con más información del suceso y con la viuda de Edwin Chota para formular la denuncia ante la policía.

Un equipo del Ministerio de Cultura de Perú se encuentra en la capital de Ucayali para servir de nexo entre la comunidad nativa, la policía y el fiscal, ya que "las amenazas continúan" y los indígenas se sienten expuestos, comentó Patricia Valbuena.

Reyder Sebastián explicó que el protocolo que siguen los nativos cuando se encuentran con taladores es intentar convencerlos de abandonar su territorio para así mantener sus recursos y biodiversidad.
"Es muy lamentable porque los cuerpos fueron descuartizados para ocultar el crimen", aseguró el presidente de Aconapac mientras esperaba a la delegación nativa para conocer más detalles de este "macabro hecho".

"Siempre hemos denunciado la tala ilegal de árboles ante los gobiernos regionales y el ministerio, pero no fueron escuchadas y estas son las consecuencias", lamentó el líder de la asociación de asháninkas. 

miércoles, 10 de septiembre de 2014

TRES MISIONERAS ASESINADAS EN BURUNDI


Nuestra oración y cercanía a las familias de las tres hermanas Olga, Lucia y Bernadetta, a la familia de las Misioneras de María Javerianas.

Misioneras asesinadas en Burundi

Publicado por OMP España en 9.9.14

Las misioneras italianas  Lucia Pulici, Olga Raschietti, y Bernardetta Boggian, fueron brutalmente asesinadas la noche del domingo en su misión de Kamenge, en las periferias capital de Bujumbura, Burundi.

Que la sangre derramada se convierta en semilla de esperanza” han sido las palabras del Papa Francisco, “afectado por la trágica muerte” de las tres misioneras asesinadas, “generosas testigos del Evangelio”.



El sufrimiento se mezcla con el desconcierto. Las tres misioneras brutalmente asesinadasLucia Pulici, de 75 años, Olga Raschietti, 83 años, yBernardetta Boggian, 79 años eran muy queridas por la población local, que ha mostrado de diversas formas su dolor, pero también su reconocimiento. “La Congregación – ha declarado la directora general de las javerianas, Giordana Bertacchini – expresa su gratitud a estas hermanas que, a pesar de su frágil salud, pidieron volver a la misión y dieron su vida hasta el final”.

Las tres hermanas llevaban siete años en Kamenge. Antes, las tres, habían trabajado en el Congo. Sor Lucía trabajaba, sobre todo, en la sanidad. Había curado a miles de enfermos. Hacía una labor extraordinaria en la parroquia, para la Iglesia, en tareas sencillas…, cuenta el padre Mario Pulcini, superior de los misioneros javerianos en Burundi. Olga había trabajado muchos años en el Congo como catequista y en la enseñanza. Tenía una grandísima sensibilidad hacia los enfermos. Todos los días, dice el padre Mario, contaba: “He ido a ver a este, a este otro… está mal, le he llevado un poco de leche, un poco de algo…”. Y Bernardetta, que había sido superiora muchos años, también en la dirección general, se dedicaba sobre todo a la escuela de corte y confección para chicas. “Es una grandísima perdida para nosotros, para Kamenge, para la Iglesia en Burundi y creo que también para la Iglesia en el mismo Congo”, concluía el padre Mario.

La población local se ha reunido en torno a la Iglesia en estado de shock. El miedo es que los misioneros se vayan, que abandonen el barrio y la parroquia. Se esfuerzan en ayudar y colaborar en la investigación.

El Secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, ha enviado un mensaje al arzobispo de Bujumbura, Evariste Ngoyagoye, en nombre del Papa: “Su Santidad, el Papa Francisco, ha recibido con tristeza la noticia del asesinato de tres religiosas, sor Bernardetta Boggian, sor Lucia Pulici y sor Olga Raschietti, que desempeñaban su servicio pastoral en la parroquia de San Guido María Conforti en Bujumbura. El Santo Padre pide al Señor que acoja en su morada de paz y de luz a estas tres religiosas fieles y entregadas. En esta trágica circunstancia expresa su cercanía a la comunidad religiosa a la que pertenecían, a las familias de las víctimas y a la entera comunidad diocesana. Como prenda de consuelo les envía, de todo corazón, al igual que a todas las personas afectadas por esta brutal desaparición, una afectuosa bendición apostólica. Me uno a las condolencias del Santo Padre y deseo asegurar a las personas cercanas a las religiosas difuntas mi ferviente oración”.


OMPress, Septiembre 2014

lunes, 8 de septiembre de 2014

LA COMPAÑÍA MISIONERA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, CELEBRA SU IX ASAMBLEA GENERAL

HOY, 8 DE SEPTIEMBRE,
 LA COMPAÑÍA MISIONERA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, 
COMIENZA SU IX ASAMBLEA GENERAL.

Hermanas que participan en la Asamblea General;  de India, Camboya, Congo, Tchad,  Marruecos, Perú, Colombia, Haití y España.

La Asamblea General
 es un acontecimiento de gracia en la vida de la Congregación en el que Dios habla de una manera especial.

EL Objetivo es:

"Confrontar la vida y misión de la Compañía con las exigencias del Evangelio, del Carisma y de los signos de los tiempos para impulsarla a seguir creciendo en fidelidad a la vocación y a la tarea evangelizadora que la Iglesia le confía". 


    • "PIDAMOS AL ESPÍRITU SANTO SABIDURÍA, 
    • PARA DISCERNIR LO QUE HOY QUIERE PARA LA 
    • COMPAÑÍA MISIONERA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS 
    • Y LA  DISPONIBILIDAD DE MARÍA, LA PRIMERA MISIONERA, 



        • PARA DECIR SI A LOS NUEVOS RETOS DE LA MISIÓN"