sábado, 26 de noviembre de 2016

¡TE ESPERAMOS EN NUESTRO MERCADILLO SOLIDARIO!

YA ESTÁ TODO PREPARADO PARA COMENZAR 
NUESTRO MERCADILLO SOLIDARIO.
TE ESPERAMOS CON ILUSIÓN



¡COMENZAMOS UN AÑO LITÚRGICO NUEVO!


Posted: 25 Nov 2016 03:54 PM PST
MATEO 24, 37-44


Ahora bien, lo que pasó en tiempos de Noé pasará en la llegada del Hijo del hombre; es decir, lo mismo que en los días antes del diluvio la gente comía, bebía y se casaba, hasta el día en que Noé entró en el arca y, estando ellos desprevenidos, llegó el diluvio y arrambló con todos, así sucederá también en la llegada del Hijo del hombre. 
Entonces, dos hombres estarán en el campo: a uno se lo llevarán y a otro lo dejarán; dos mujeres estarán moliendo: a una se la llevarán y a otra la dejarán. 
Por tanto, manteneos despiertos, pues no sabéis qué día va a llegar vuestro Señor. 
Ya comprendéis que si el dueño de casa supiera a qué hora de la noche va a llegar el ladrón, se quedaría en vela y no lo dejaría abrir un boquete en su casa. 
Pues estad también vosotros preparados, que cuando menos lo penséis llegará el Hijo del hombre.

CON LOS OJOS ABIERTOS

Las primeras comunidades cristianas vivieron años muy difíciles. Perdidos en el vasto Imperio de Roma, en medio de conflictos y persecuciones, aquellos cristianos buscaban fuerza y aliento esperando la pronta venida de Jesús y recordando sus palabras: «Vigilad. Vivid despiertos. Tened los ojos abiertos. Estad alerta».

¿Significan todavía algo para nosotros estas llamadas de Jesús a vivir despiertos?
¿Qué es hoy para los cristianos poner nuestra esperanza en Dios viviendo con los ojos abiertos?
¿Dejaremos que se agote definitivamente en nuestro mundo secular la esperanza en una última justicia de Dios para esa inmensa mayoría de víctimas inocentes que sufren sin culpa alguna?

Precisamente, la manera más fácil de falsear la esperanza cristiana es esperar de Dios nuestra propia salvación eterna mientras damos la espalda al sufrimiento que hay ahora mismo en el mundo. Un día tendremos que reconocer nuestra ceguera ante Cristo Juez: ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, extranjero o desnudo, enfermo o en la cárcel, y no te asistimos? Este será nuestro diálogo final con él si vivimos con los ojos cerrados.
Hemos de despertar y abrir bien los ojos. Vivir vigilantes para mirar más allá de nuestros pequeños intereses y preocupaciones. La esperanza del cristiano no es una actitud ciega, pues no olvida a los que sufren. La espiritualidad cristiana no consiste solo en una mirada hacia el interior, pues su corazón está atento a quienes viven abandonados a su suerte.
En las comunidades cristianas hemos de cuidar cada vez más que nuestro modo de vivir la esperanza no nos lleve a la indiferencia y el olvido de los pobres. No podemos aislarnos en la religión para no oír el clamor de los que mueren diariamente de hambre. No nos está permitido alimentar nuestra ilusión de inocencia para defender nuestra tranquilidad.
Una esperanza en Dios que se olvida de los que viven en esta tierra sin poder esperar nada, ¿no puede ser considerada como una versión religiosa de un optimismo a toda costa, vivido sin lucidez ni responsabilidad? Una búsqueda de la propia salvación eterna de espaldas a los que sufren, ¿no puede ser acusada de ser un sutil «egoísmo alargado hacia el más allá»?
Probablemente, la poca sensibilidad al sufrimiento inmenso que hay en el mundo sea uno de los síntomas más graves del envejecimiento del cristianismo actual. Cuando el papa Francisco reclama «una Iglesia más pobre y de los pobres», nos está gritando su mensaje más importante e interpelador a los cristianos de los países del bienestar.

José Antonio Pagola

domingo, 20 de noviembre de 2016

¡¡¡...Y ESTOS JÓVENES SIGUEN HACIENDO LÍO!!!

Esta mañana de domingo, en la celebración de Cristo Rey, los jóvenes catequistas de Villa del Carmen decidieron ir hasta la comunidad de Cantagallo para llevar cantidad de objetos y diversos enseres que han ido recogiendo a lo largo de estas semanas. 

Los jóvenes catequistas en un momento de espera antes de la salida hacia Canta gallo


La hermana Pati decidió auto invitarse cuando se enteró y juntos se fueron hasta la comunidad, donde pudieron dejar las cosas, y compartir un rato con los hermanos shipibos de la comunidad de Cantagallo, que recordamos que ha sido víctima de un incendio recientemente, que les ha dejado sin nada.


Con los jóvenes, mientras estos terminan de decidir cómo llegar...


fruto de su esfuerzo y constancia, lograron  conseguir todo esto!!!






En marcha, chicos!!!!





¡¡¡¡Solo hay que caminar hasta la Túpac!!!!! Y de ahí, tomar un carro hasta Cantagallo...

No falta voluntad, ni ánimo ni esfuerzo. Jóvenes, "¡¡Hagan lío!!"

¡¡¡Gracias chicos, por su iniciativa y su gran corazón y solidaridad con los más desfavorecidos!!!


sábado, 19 de noviembre de 2016

¡¡¡NO ES MAS QUE UN HASTA LUEGO, NO ES MAS QUE UN BREVE ADIOS!!!

Hoy la Hermana JULIANA MARÍA GÓMEZ, nos cuenta su despedida de  la misión de Santa María de Nieva.
la Hermana Juliana María cruzando  el río Nieva para visitar a los amigos.
Era el 3 de noviembre de 1968,  llegaba por primera ver a SANTA MARÍA DE NIEVA, lugar situado en la selva del Perú, en la Provincia de Condorcanqui... un lugar maravilloso, pero al mismo tiempo muy lejano, tardamos tres días desde Lima, pues las carreteras no estaban como ahora y había que navegar por el Río Marañón., dónde se encuentran pongos difíciles de atravesar.
Hermelinda, una de mis alumnas me regala un coco


Recuerdo que iba gozando de ese paisaje maravilloso de la selva, los ríos majestuosos, con belleza de árboles, aves  y flores preciosas, cascadas que iban adornando el paisaje y lo más bello es que hacia las cinco y media de la tarde llegábamos por fin a la misión... A esa misión que desde España me habían destinado y que iba feliz para poder servir a ese pueblo awajum y wampis que no conocía y que poco a poco se fue metiendo en mi corazón y que hoy son parte de mi familia.

Allí teníamos una Escuela Primaria, un internado con más de cien niñas awajum y wampis, un dispensario que era la única ayuda sanitaria en la zona...
Me encuentro en el camino a Carmen, otra alumna

A la semana de llegar a la misión ya estaba dando clases en la Escuela Primaria que teníamos, uy, que difícil fue aquello, ya que sin conocer la lengua, ni la cultura yo estaba dando clases a Transición, que era un grupo de niñas que empezaban los estudios, que entonces algunas eran bastante mayores... y ahí intentaba enseñarles lo más elemental... Para mi la experiencia de ser profesora y luego directora de la Escuela Primaria me ha enseñado mucho y me ha ayudado a crear unos lazos muy fuertes con esas alumnas, que nos sentimos amigas y hermanas. Al ver la necesidad de que no había Educación Secundaria, con los profesores de primaria comenzamos la Secundaria y hoy ya hay dos grandes Secundarías una en SANTA MARÍA DE NIEVA, y la otra en JUAN VELASCO, que es la otra orilla del río Nieva.
Me invita a comer Hermelinda y me la encuentro asando sus pollos. Al lado su hija Luz y su nieto
Conversando con Amanda  en su casa.
Mi experiencia entre estos hermanos  es motivo para darle muchas gracias a Dios por todo lo recibido, pues tengo que decir que ha sido mucho lo que me ha enseñado este pueblo de acogida, de solidaridad, de sencillez, de saber vivir el hoy, sin necesitar nada, sabiendo que con muy poquitas cosas uno es feliz y que lo mas importante de todo es SABER COMPARTIR.

Visitando a Marisol la responsable del grupo de mujeres
Son muchos los años que he pasado por ahí, visitando las comunidades de los distintos ríos, formando etsejein, (catequistas en sus comunidades),  trabajando con los profesores,  con la mujer y sobre todo formando el grupo de mujeres "NUWA YAMPA", dónde se les ha dado una formación integral para que ellas puedan vender sus productos y puedan tener algo de dinero.

Ya saben que he pasado estos últimos años en Lima realizando el servicio de la Administración Regional, acompañando a la  comunidad laical, jóvenes, Catequesis Familiar... compartiendo gratis esa experiencia que yo he recibido de Jesús y que mi única razón de ser es JESÚS y poder ir juntos construyendo el REINO.


Visitando  a las vecinas,  nos llenó de todas de gran alegría 
Ahora me han pedido realizar una nueva misión en España y antes de irme he podido estar unos días en SANTA MARÍA DE NIEVA, para despedirme de ese pueblo que tanto amo y explicar a los amigos el por qué ahora no iba por ahí, ya que me estaban esperando.
Saludando a Maribel, sordomuda en su casa

Puedo decirles que el viaje ha sido totalmente distinto, ya que ahora hay carreteras y que son bastante buenas, y aunque son dos días lo que tardamos, pero ya todo es distinto... pero lo que si quiero compartirles es la GRAN ALEGRÍA QUE HE TENIDO AL VER A TANTOS AMIGOS... que ilusión poder ir a sus casas a visitarles y sentarme con ellos para hablar y comentarme lo que iban viviendo... Puedo decirles que los cuatro días que he estado ha sido de visitas continuas... entre SONRISAS Y LÁGRIMAS,  sintiendo fuertemente la alegría del encuentro.
Doria desgranando  las mazorcas de maíz.

Mi ahijado Manuel con su mamá me regalan uvillas.












Iba recibiendo el cariño de la gente, me regalaban platanitos, yucas, unos huevos, paltas... en fin, lo que ellos tenían. Una vecina quería regalarme una gallina viva para que me la lleve a España... estos detalles me hacen sentir el cariño y que son parte de mi familia... Algunas mamás, que hoy ya son abuelas han sido mis alumnas.. y que alegría sentía cuándo iba pro el pueblo y me decían... madrecita, que tu has sido mi profesora... y sentía que mi corazón se llenaba de alegría.

Saludando a Any, profesora de Inicial.

Doy gracias a Dios y a mi comunidad por haber podido estar estos días en Santa María de Nieva, despidiéndome de toda esta gran familia que ahí tengo y que he podido disfrutar tanto.

Siento en mi corazón que no es más que un HASTA LUEGO, NO ES MÁS QUE UN BREVE A DIOS. Se que mi vida está en manos de Dios y que lo único que deseo es realizar ese sueño que Dios tiene para mi... y  vivir esta misión nueva ahora en España con mucha ilusión y entrega generosa, entregando mi vida en este servicio... y que si El quiere cuándo termine este servicio y mis fuerzas me lo permiten, pueda regresar a ese pueblo tan querido para mí.

Viajando con Luzmila por el río Nieva.
Doy gracias a Dios por esta experiencia que me ha permitido  vivir,  gracias a todos mis amigos y bienhechores que han colaborado en la marcha de esta misión, GRACIAS DE CORAZÓN A TODOS. gracias por todo lo recibido y aprendido de este  pueblo awajum que tanto amo y tanto me han  enseñado.

¡¡¡MUCHAS GRACIAS A TODOS MIS AMIG@S
 POR TANTO CARIÑO RECIBIDO Y COMPARTIDO!!!

jueves, 17 de noviembre de 2016

LA AMAZONÍA A PUNTO DE ESTALLAR



Clarificadora entrevista a Roger Rumrrill sobre la situación de la Amazonía. Se pueden ver las conexiones con la encíclica del papa Francisco, "Laudato Si". Merece la pena leerlo si de verdad se quiere comprender el problema de la Amazonía peruana.

Por Diario UNO el noviembre 10, 2016

ENTREVISTA. El estudioso de la Amazonía Roger Rumrrill, advierte que, además de la protesta focalizada en Saramurillo, contra la contaminación por los derrames petroleros, hay conflictos latentes entre el Estado y los pueblos indígenas de uno a otro extremo de esa región.
Luis Revoredo
Diario UNO
Roger Rumrrill, investigador y periodista, es tal vez uno de los mayores conocedores de la realidad de la Amazonía. En esta entrevista habla sobre los conflictos que vive esa región peruana, debido al desconocimiento de los derechos de los pueblos nativos, a la contaminación y la depredación de sus territorios ancestrales y sobre la burla de que han sido víctimas por parte de sucesivos gobiernos. Denuncia también que hay intereses empresariales que sabotean el Oleoducto Nor Peruano para propiciar la privatización y para hacer negocios.


El petróleo no ha traído desarrollo a la Amazonía, dice el entrevistado.
—¿Cuál es el trasfondo de la protesta de las comunidades afectadas por los derrames de petróleo?
—Desde hace quinientos años, desde que Vicente Yánez Pinzón navegó el Amazonas y la colonización occidental ocupó las tierras y territorios de las civilizaciones indígenas a sangre y fuego, hay una deuda histórica que nadie ha querido pagar. Esa deuda está pendiente y el Estado peruano y los gobiernos de turno que tratan con guantes de seda a las multinacionales extractivistas -petroleras y gasíferas, entre otras- hacen oídos sordos a las demandas justas de los pueblos indígenas.
El costo ambiental del sistema extractivo mercantil y primario exportador sobre los ecosistemas amazónicos -suelos, acuíferos, bosques y la naturaleza en general- ha sido y sigue siendo devastador. Como el petróleo amazónico es de origen marino, con cada barril de petróleo también se extraen entre 3 o más barriles de aguas de formación con 100 grados de temperatura y que contienen bario, hierro, cadmio, plomo , benceno, mercurio y arsénico.
En las cuencas de los ríos Pastaza, Tigre, Corrientes y Marañón, donde los indígenas ahora resisten en Saramuro y Saramurillo, la explotación petrolera se inició con la OXY en 1978 y luego siguió con Pluspetrol y Pacific Stratus Energy hasta hoy. De acuerdo a estudios especializados, desde que comenzó la extracción hidrocarburífera a la fecha, se arrojan cada día un millón y medio de aguas de formación a las cuencas. Imaginemos el terrible impacto de esas aguas tóxicas sobre la fauna, el bosque, las aguas y la salud humana.
He estado en las comunidades de esos ríos y he podido ver sobre el terreno la pobreza, la desnutrición y la muerte que ocasiona sobre la vida de los pueblos la extracción petrolera con mínimas regulaciones y controles porque el Estado laxo, concesivo, autista y corrupto, está de rodillas frente a los poderes fácticos, la Confiep y las corporaciones multinacionales.
—¿Cómo han reaccionado los pueblos nativos?
—En el año 2007 los pueblos indígenas tomaron las instalaciones de Andoas y firmaron el acta de Dorisa. Luego este año, en marzo, firmaron otro acuerdo con la entonces primera ministra Ana Jara. En el acta el gobierno de Humala se compromete a ejecutar un conjunto de acciones para remediar en algo o en parte los daños mayormente irreversibles ocasionados sobre el bosque, las aguas, los suelos, la fauna y sobre todo la salud humana.
Pero, otra vez, las actas firmadas por los funcionarios del Estado son letra muerta. Por eso los pueblos indígenas han bloqueado el río Marañón, como diciendo, no queremos que sobre nuestros ríos navegue la mentira, la traición y la muerte.
—Si el conflicto persiste, ¿cree que puede agravarse?
—Hay varios conflictos latentes entre el Estado y los pueblos indígenas y a punto de estallar de uno a otro extremo de la Amazonía. Los Awajún de la Cordillera de El Cóndor han rechazado la concesión minera aurífera a la empresa Afrodita; y los Yánesha de la Selva Central afilan sus lanzas y flechas para rechazar una concesión de extracción de sal a la empresa Cobre Sol S.A.C. en el mítico Cerro de la Sal, declarado patrimonio histórico, cultural, ecológico y de carácter intangible.
El extractivismo obsceno y desenfrenado que Humala llevó a los extremos con sus “paquetazos” y en particular con la Ley 30230 para supuestamente atraer la inversión extranjera y que rompió los candados regulatorios a la actividad extractiva, parece que no se detendrá y más bien se profundizará.
Esta vez el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski esgrime los mismos argumentos: hay que “destrabar” las inversiones eliminando la “tramitología”, firma acuerdos y pactos con China para ejecutar megaproyectos en los Andes y la Amazonía porque se necesitan recursos para cumplir con la promesa de la “revolución social”. Otra vez, nos comeremos la gallina de los huevos de oro de nuestra riqueza natural. Extractivistas, cortoplacistas y primario exportadores sin remedio, a los peruanos no nos importa el mediano y largo plazo, la visión de futuro.
Así fue con el salitre, el guano, el caucho y ahora repetimos la historia con el cobre, el oro y la naturaleza amazónica.
Los pueblos indígenas resistirán. Es cierto que están también en crisis, amenazados en sus tierras y territorios y su gobernabilidad por el propio Estado, las empresas, la neoevangelización y la corrupción.
Pero en estos momentos de crisis, se unen para resistir. El pensamiento mesiánico-milenarista afirma y moviliza la unidad y la resistencia.—¿Cómo solucionar los conflictos?
—Ninguna de las demandas, pedidos, exigencias y reclamos de los pueblos indígenas andino-amazónicos son ilegítimos, ilegales o están fuera de la ley. Todos se ajustan al Convenio 169, a la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, a la Constitución, a la Ley de Consulta Previa, a toda la normatividad y al derecho nacional e internacional.
Los que incumplen las leyes son el Estado y los gobiernos. ¿Por qué? Hay muchas razones de orden social, político, económico y cultural. Pero en el fondo está la fractura entre la nación multilingüe y multicultural y el Estado peruano monolingüe y de origen colonial. La expresión más perversa de esta fractura es el Alan García del “perro del hortelano”.
—Petroperú y la Sociedad de Minería, Petróleo y Energía sostienen que el oleoducto ha sido saboteado, lo que, en un contexto de insinuaciones, parece una acusación contra los nativos, de ser culpables de los derrames. ¿Es verosímil que lo hayan hecho?
—Uno de los sabotajes comprobados, explícitos y escandalosos es la campaña que ha desatado la derecha económica y política contra la permanencia y consolidación de Petroperú como empresa estatal. Quieren, desde un lógica neoliberal que ahora está en cuestión en el epicentro del capitalismo, Estados Unidos, y también en Europa, privatizar Petroperú.
Y un argumento a favor de su causa privatizadora pueden ser los derrames producidos por sabotajes. En mis recientes viajes a la zona de los derrames, he escuchado versiones y he recogido testimonios que señalan que hay empresas que contratan indígenas para aserrar el oleoducto y provocar los derrames. El corte del oleoducto requiere de equipo y tecnología que lo tienen estas empresas.
Los derrames son un gran negocio. Sirven como argumento a la derecha política y económica para privatizar Petroperú, generan jugosos contratos de remediación a las empresas que provocan los derrames y buenos salarios de 100 a 150 soles diarios a los indígenas que realizan la operación.
La Madre Naturaleza sucumbe a la subcultura de la pobreza, a la corrupción, a la angurria económica, a los intereses de la derecha política y económica peruana, una de las más desnacionalizadas, atrasadas y corruptas del mundo.
—¿Qué ha significado la riqueza petrolera para las comunidades indígenas amazónicas?
—Creo que en este caso las cifras y estadísticas hablan más que mis palabras. El petróleo extraído de las tierras y territorios indígenas a lo largo de más de cuatro décadas solo en las cuencas del Pastaza, Morona, Tigre, Corrientes y Marañón ha producido a las empresas utilidades por 36 mil millones de dólares. Y la Región Loreto ha recibido en solo una década 8,300 millones de soles por concepto de canon petrolero.
Para los pueblos indígenas de esas cinco cuencas el resultado es apocalíptico: bosques depredados, suelos erosionados, ríos y cochas contaminadas y la biomasa pesquera envenenada; la fauna silvestre con zoonosis porque las colpas donde abrevan las especies están con residuos de petróleo. Y en cuanto a la salud, la desnutrición alcanza tasas por encima del 70 por ciento y las enfermedades terminales por beber el agua con mercurio, hierro, benceno, plomo, arsénico y otros minerales siembran la muerte sobre todo en la niñez.
Los pueblos indígenas se proveen en un 70 a 80 por ciento de los recursos de la naturaleza para su alimentación, sus viviendas, sus herramientas y sus transportes y otras necesidades. Con la destrucción de la naturaleza muere su esperanza de vida. Si se destruye su hábitat, su hogar, lo único que le queda es migrar a la ciudad para ser un paria, un explotado y sobrevivir en el infierno de la extrema pobreza.
—¿Petróleo, minería y explotación forestal son las únicas actividades que pueden desarrollar a la selva?
—Las actividades extractivas sin regulación, sin control ambiental, sin transformación, generan y provocan un costo ambiental superior a las utilidades y beneficios económicos y sociales en la Amazonía. Siempre he señalado que la Amazonía es la última renta estratégica en el Perú en el siglo XXI. El agua, la biodiversidad y otros recursos son fundamentales en la economía global del siglo XXI. Por eso hay que modificar gradualmente la economía extractiva mercantil y primaria exportadora a una economía diversificada y de transformación basada en el banco genético amazónico. Ya hemos transitado por los ciclos efímeros e ilusorios del oro negro del caucho, del oro blanco de la cocaína y ahora tenemos que construir el ciclo del oro verde de la biodiversidad.
Los pueblos indígenas de la Amazonía deberían ser los pueblos más ricos no solo culturalmente, sino también económicamente. Una economía diversificada en líneas como zoocría, piscicultura, manejo del bosque en pie, artesanía, culinaria, etnoecoturismo, producción de tintes ecológicos, medicamentos naturales y otras innovaciones. Pero el corto plazo y el rentismo nos devora.
—¿Qué opina de los proyectos para integrar la Amazonía al resto del país con carreteras?
—La desintegración del Perú no es solo vial, sino económica, cultural, política social. Solo en Lima hay dos o más países desintegrados. Los ricos de Cieneguilla, La Molina, el balneario de Asia, nunca se ven, ni se comunican ni comparten casi nada con los pobres de Comas o del Agustino.
En la Amazonía, San Martín es la región con mayor conectividad intra y extrarregional. Pero esta conectividad favorece muy poco a los campesinos y a los indígenas. Los oligopolios y monopolios se llevan la parte del león porque controlan la producción, comercialización y transformación de la palma aceitera, el café, el arroz y otros productos.

Las carreteras son necesarias. Pero en la Baja Amazonía las mejores carreteras y las que hay que conservar son los grandes ríos. Las propuestas de carreteras en la Baja Amazonía, que tendrían altos costos ambientales, casi siempre provienen de las empresas madereras, de los neolatifundistas de la palma aceitera y otros monocultivos industriales.
Corrupción, otro grave problema
—Tenemos entendido que el problema de la corrupción en la Amazonía es grave. ¿Qué nos puede decir al respecto?
—Uno de los mayores flagelos y origen de la pobreza y la crisis en el Perú es la corrupción. En la Amazonía una de las regiones que tiene la más alta tasa de corrupción es Loreto. Una de las causas, entre otras, que esté al borde la implosión. En Loreto la corrupción se ha tragado por lo menos del 20% al 30% de todo el canon petrolero de la última década.
En cambio San Martín, que tiene una economía diversificada y estable, tiene la menor tasa de corrupción en toda la Amazonía. En el fondo, así como la informalidad en el Perú genera corrupción, inseguridad y pobreza, en la Amazonía también la informalidad, el sistema extractivo mercantil, el narcotráfico, la violencia terrorista y otros problemas de orden estructural han sido el caldo de cultivo de la corrupción.
En la agenda con miras al Bicentenario de la Independencia, uno de los pasos fundamentales en el camino a la refundación de la nación peruana debe ser la derogatoria de la constitución fujimorista de 1993, la profunda reforma del Estado monocultural y el combate sin tregua a la corrupción endémica que ahora infesta a nuestra patria.


miércoles, 16 de noviembre de 2016

CUENTAN QUE ELLACURÍA SE SUBIÓ A LA CRUZ

Cuentan que Ellacuría se subió a la cruz
Se conmemora el aniversario de la muerte de Ellacuría y la revista Cristianisme i Justicia escribe este bonito artículo donde nos muestra el perfil de un hombre apasionado por Dios y el Reino que no dudó en entregar su vida hasta el extremo, como el mismo Jesús.

José María Segura[Este artículo se publica simultáneamente en entreParéntesisCuentan que estaba en Barcelona. Que había ido a dar una serie de conferencias y a recoger un premio de la Fundación Comín otorgado a la UCA. Que llegaron noticias de que la situación en El Salvador era extremadamente delicada. Que incluso su provincial le insistió para que no volviera…
Cuentan que Ellacuría volvió al Salvador consciente del riesgo que corría… pero le apremiaba el principio misericordia y la necesidad de tratar de seguir mediando por la paz.
Cuentan que Ellacuría negoció y se reunió con el gobierno y los “guerrilleros”, con pandilleros, con obispos, filósofos y con quien hizo falta para tratar de mediar por la paz.
Cuentan que eso le costó la vida.
Cuentan que Ellacuría se subió a la cruz.
Y no es de extrañar. No desentona con la vida entregada de un hombre de Dios que soñó y abogó por la Civilización de la Pobreza, ese mundo, esa cultura, en la que las sociedades pauperizadas por el norte opulento tomarían las riendas y serían el centro de las políticas y los programas de “desarrollo”. No chirría que un pastor que fue amigo, y consejero al tiempo que aconsejado por San Romero de América, a quien acompañó en su desvivirse por su pueblo, terminara, él también, haciendo carne las palabras de Monseñor. No es raro que fuera eliminado por “el poder de este mundo” quien criticó la ideologización: la generación de discursos ideológicos que se ponían al servicio del poder y quien advirtió de los mecanismos que las instituciones utilizan para perpetuarse a sí mismas.
Es propio de un mártir de la misericordia el asumir sobre sí la violencia que tanto y tan lúcidamente criticó, tanto por parte del estado como por parte de “la revolución”. Es consecuencia de una vidahistorizada de quien animó a la propia iglesia a ejercer la sospecha de la historización: ¿qué estructuras y razonamientos están inevitablemente condicionados por las circunstancias históricas, y son por tanto revisables? Que los poderosos lo vieran como enemigo y lo ajusticiaran.
Ellacuría inevitablemente chocó con el poder establecido, al que cuestionó por mantener al pueblo sencillo oprimido. Proclamó la necesidad de una liberación integral de las personas, que incluía la liberación de la pobreza y del pecado. Proclamó a tiempo y a destiempo que hay que bajar a los crucificados de las cruces, que en el pueblo salvadoreño, que en los pobres de la tierra, Cristo seguía siendo crucificado. Denunció que esta situación no era casual, que había instituciones y poderes de este mundo que se lucraban con esta situación y las llamó estructuras de pecado. Como profeta, hablo de las ideologías de muerte, las del dios dinero, del poder, del prestigio, a la que se sacrifican las vidas de los pobres de Yahvé.
Sin duda como profeta, apóstol y pastor de la misericordia política, la que se toma en serio el evangelio, la que brota del principio misericordia, la que lleva a movilizar todos los recursos intelectuales y pastorales por el bien de los crucificados de la historia, la que sabe que la utopía del Reino o es encarnada o es espejismo vacío, vio venir y asumió su destino de profeta. Su inteligencia sintiente, que hizo de los pequeños del Padre el “locus” no solo de su teología y filosofía sino de su vida, acabaría haciéndose cargo y encargándose de la realidad crucificada de su pueblo hasta hacerse uno con ella, hasta dejarse atrapar por ese “más de la realidad” que no podía ser otra que la de Cristo crucificado.
Quien en “Por qué muere Jesús y por qué le matan” escribió: “La lucha por el reino de Dios suponía necesariamente una lucha a favor del hombre injustamente oprimido; esta lucha debía llevar necesariamente al enfrentamiento con los responsables de la opresión. Por eso murió”. Quien, año tras año, había pedido en los Ejercicios Espirituales “ser puesto con el Hijo”, vio cómo Dios Padre le hizo ser hijo con el Hijo al modo del Hijo. Así decía el mismo Ellacuría en el citado escrito: “La conmemoración de la muerte de Jesús hasta que vuelva no se realiza adecuadamente en una celebración cultural y mistérica ni en una vivencia interior de la fe, sino que ha de ser la celebración creyente de una vida que sigue los pasos de quien fue muerto violentamente por quienes no aceptan los caminos de Dios, tal como han sido revelados en Jesús”. Así, siendo fiel a la llamada del Padre a ser otro Cristo, Ellacuría se subió a la cruz.
Cuentan que Ellacuría volvió de Barcelona al Salvador llevado por una pasión: el Reino. Cuentan que volvió al Salvador y fue llevado por el Padre #ReinoAdentro.
***
El próximo 30 de noviembre, en Cristianisme i Justícia (Barcelona), tendrá lugar la presentación del libro Noviembre, de Jorge Galán, que versa precisamente sobre el asesinato de los mártires de la UCA. 
Ellacuría
Imagen extraída de: Magis Radio

domingo, 13 de noviembre de 2016

CUÁNTO TIEMPO HE ESPERADO ESTE MOMENTO… ¡¡HECHOS 2016!!

Equipo de HECHOS por parte de La Compañía Misdionera

Sí, se puede decir que llevamos más de un mes preparando este día, el encuentro de HECHOS 2016 que tuvo lugar en la sede “Playa del Colegio San Agustín”, en Lurín.

Estamos en el pre...pre-trabajo, las primeras tomas antes de empezar a trabajar. Un momento de descanso previo.

Foto panorámica de los espacios destinados a feria vocacional: efecto sin gente, pero esperen a ver cómo se pone esto después...Ah! Al principio el sol se ocultó, pero luego...nos cocimos!!

 Este mega encuentro juvenil, una especie de JMJ en pequeño, reunió a muchísimos jóvenes de LIMA,  pero también de otras partes, entre ellos, destacamos un grupo de Tacna, que fueron de los primeros en visitarnos. Pero…empecemos por el principio, como toda buena historia.

Otra vista panorámica de nuestra paparazzi


De Hechos pueden encontrar información en Internet para conocer de qué se trata, y los que ya saben, nos pueden seguir en nuestro recorrido por este día.

Con la pequeña van de nuestro vecino partimos bien temprano rumbo a Lurín, algo preocupadas por el tráfico, a pesar de ser sábado a las 6:00 de la mañana…pero llegamos a tiempo. 
Manos a la obra!!! Hay que dar al stand un aire de Compañía Misionera!!

En las fotos se aprecia una vista panorámica del principio, cuando llegamos, de nuestro espacio asignado, que rápidamente nos pusimos a decorar...
Y al poco llegó la primera visita...Tacna!!

Había múltiples congregaciones religiosas
Primero entre Pati y Gema fueron explicando el carisma, nuestro modo de vivir y estar, nuestro estilo de misión y de vida, a todo el que llegaba hasta nosotras y deseaba conocernos un poco.



Las jóvenes de Tacna, que fueron de las primeras en llegar



También recorrimos las diferentes ferias, las carpas donde se explicaban las obras de misericordia...en fin, full actividades para los jóvenes y baile continuo y en cualquier lugar. El escenario, siempre en activo y diversas actividades por todo el recinto. Había para escoger. Incluso tuvimos la Eucaristía ya cuando caía el sol, que nos estuvo acompañando prácticamente todo el día.



Más tardecito llegaron refuerzos, Ceci y Celia, que junto con Marta y Ana -laicas de La Compañía- estuvieron colaborando en todo momento. Podemos decir que formamos un equipo de lo más completo y cumplimos nuestro objetivo: compartir un poco de nuestra vida, de lo que somos y hacemos, de los lugares en los que estamos, de nuestros sueños como religiosas y laicas de la Compañía Misionera y nuestro lema del día: "Abraza con tu corazón el mundo entero, que es preciso ganarlo a fuerza de Amor".



Visitas agradables y refuerzos...

El escenario al fondo, con el Santísimo expuesto, en un momento de la mañana


Finalmente les pasamos algunas fotos del día de ayer, para que puedan seguir la crónica y reírse, probablemente, con algunas, reconocerse o reconocer a gente que pasó por acá.
Compartiendo Quiénes Somos La Compañía Misionera


Saludos y gracias por compartir todos los que nos visitaron!!

Ya saben que el resto de las fotos las encuentran en el facebook de La Compañía Misionera

lunes, 7 de noviembre de 2016

NUESTRA HNA. LEYDI CUÉLLAR NOS RELATA SU EXPERIENCIA EN HAITÍ Y EL PASO DE MATHEW POR ESTE PAÍS

Leydi Cuéllar,hermana de  la COMPAÑÍA MISIONERA del SAGRADO CORAZÓN de JESÚS, que lleva todo este año en Haití, nos comparte algunas de sus experiencias por este país y cómo vivió el paso del último huracán, Mateo.

Con los niños de la escuelita



En esta ocasión yo quiero compartir mi  experiencia con la región del sur de Haití.  El mes pasado organizamos un encuentro con varias parroquias de la zona y lo hicimos con el párroco de la parroquia de Chambellan los días 24y 25 de Septiembre.  Mientras íbamos de camino para el pueblo, que esta como a unas nueve horas en carro, yo estaba maravillada de los paisajes tan bonitos y tan verdes de la zona: los árboles frutales, las palmeras a lo largo de las playas, los cultivos de plátanos, arroz, maíz  y caña de azúcar entre otros, el poder ver pescado fresco y ríos de aguas cristalinas me dejaban  cada vez más asombrada, no porque no conociera algo parecido sino porque lo estaba viendo en Haití y no recuerdo cuántas veces repetí lo que me había dicho un joven Haitiano cuando llegue a este país (la belleza de Haití no está en su capital). Y yo lo constaté viendo cómo el sur se estaba convirtiendo en la despensa del país, con su agricultura que se iba desarrollando poco a poco, la región que más estaba progresando, tanto así que la gente estaba muy contenta con los trabajos que estaban realizando. En las carreteras algunos  decían que ahora ya se podía llegar a todos los pueblos sin grandes dificultades.


Sembrando, reforestando. Enseñarles a amar la naturaleza y su país, es importante, desde bien pequeños.
Ocho días más tarde toda esa situación de la región del sur ya había cambiado completamente, el paisaje era desolador, nada que ver con lo que ya había registrado en mis pupilas: los ríos de aguas cristalinas y el inmenso mar azul tenían otra imagen, los diferentes verdes de la naturaleza y de las bellas palmeras, todo había cambiado convirtiéndose en un paisaje desolador causado por las ráfagas de viento y el agua que trajo consigo el huracán Mateo. Todo quedo en tinieblas: los postes de la red eléctrica todos por tierra igual que los de las telecomunicaciones, puentes rotos, casas en ruinas, personas muertas, otras desaparecidas y muchos heridos, todos los cultivos se los llevó la fuerza del agua, también los animales.  Ante toda esta situación tan caótica y las imágenes que continúan circulando a través de los medios de comunicación yo siento impotencia y una inmensa tristeza. Hasta ahora sigo intentando comunicarme con algunos de los jóvenes con los que estuvimos  en contacto y no he podido hablar con todos.

Por otra parte, aquí en Haití estoy trabajando con los niños en una escuelita que está en un barrio bastante marginado de la zona, esta vez en Puerto Príncipe, el cual se creó después del terremoto.  Allí tengo la posibilidad de trabajar con niños que tienen diferentes tipos de minusvalías, unos con dificultades físicas, otros del habla y la mayoría psíquicas. Cada día vamos intentando hacer con ellos algunas actividades en la medida de sus posibilidades, además yo hago también de representante de la directora, la hna. Gloria,  ella trabaja más tiempo en la otra sede que tiene el colegio en donde está la dirección.  Ahora con lo del huracán han resultado muchas familias afectadas y entre esas las de los profesores. Estamos haciendo con los niños una recogida de alimentos no perecederos y cosas de limpieza para colaborar con algo a las familias de los profesores. Ya sabemos que los niños no tienen mucho en sus casas ya que viven en un barrio muy pobre, pero al hacer que vean las necesidades de los otros, todos colaboran en la medida de lo posible. Esta es una de las muchas cosas hermosas de Haití.