miércoles, 9 de agosto de 2017

REUNIÓN DE LAIC@S DE LA COMPAÑÍA MISIONERA

Como todos los meses l@s Herman@s Laic@s de la Compañía Misionera del Sagrado Corazón de Jesús, nos reunimos  para seguir trabajando nuestro crecimiento espiritual  y hacer nuestro  el carisma de la Compañía Misionera para servir como Laic@s  en el lugar donde nos necesiten o donde nos  encontremos. Les compartimos un poco de lo que fue nuestra última reunión, el pasado domingo 06 de agosto.

Foto final del grupo que participó en este encuentro
Este día nuestros queridos Carmen y Justo, presentaron el tema Misión Curadora del libro: El Camino Abierto por Jesús, del p. José Antonio Pagola.
Misión curadora, nos presenta a Jesús compasivo porque ve a las personas extenuadas y cansadas como ovejas que no tienen pastor.  En el amor y compasión por la gente que sufre Jesús les otorga “autoridad” a los doce apóstoles para que curen todas las dolencias y expulsen a los demonios que causaban tanto dolor entre la gente. Este sentimiento de Jesús no era algo pasajero era su manera de mirar y sentir a  la gente para buscar siempre su bien.
Exposición de Carmen y Justo

En nuestra sociedad actual, Jesús nos sigue invitando hoy más que nunca a seguir poniendo vida. Nos invita a tomar conciencia que a través del progreso tecnológico se abren grandes brechas que nos están deshumanizando, dando prioridad al dinero el poder y la fama. Este tipo de vida nos aleja de nuestra vida espiritual. Para retomar nuestra vida espiritual y seguir las enseñanzas de misericordia hay un solo camino: Aprender a Amar dando sencillez, acogida, amistad, solidaridad, amor incondicional.  No juzgar, mirar al que sufre como la miraba  tierna de  Jesús cuando se acercaba a  los ciegos y desvalidos.
Si en nosotros hay capacidad de amar, la tenemos que contagiar. Se nos ha dado gratis y gratis lo tenemos que regalar a nuestro prójimo.
Agradecemos el esmero y cuidado que han tenido los esposos Justo Martínez y Carmen Ruiz en la preparación del tema. 

Impresionante la paella con la que nos deleitaron!!!! Gracias!!!!!!
Un agradecimiento especial a nuestra querida hermana laica Astrid, quien nos preparo una riquísima Paella, con la ayuda de sus colaboradores especiales,  que fue compartido en comunidad con nuestras hermanas mayores. Fueron momentos de alegría y fraternidad.












Al término de nuestra jornada de amor y aprendizaje siempre lo hacemos con la oración del día acompañadas de nuestras queridas Hermanas Misioneras. En esta ocasión, introdujimos en nuestra oración la canción “Vivir en ti”, del C. Mayor P. José Kentenich, que nos llenó de inspiración para seguir haciendo misión como laicos en la hora y lugar donde nos encontremos.

Momento de la oración

También, celebramos por adelantado el cumpleaños de nuestra querida hermana laica Marta que  será el 13 de agosto  ¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS MARTITA!!! Que Dios y Nuestra buena Madre María te bendiga, te colme de dicha y miles de bendiciones. Gracias Martha querida por tu amor a la Compañía Misionera del Sagrado Corazón de Jesús.



Hasta la próxima queridos amigos.



Link para escuchar la canción vivir en ti: https://www.youtube.com/watch?v=_OZUmuf8efg

Hoy que todo era silencio
Hoy que tú sombra
Ha cubierto mis anhelos
No entiendo puse mi confianza en ti,
Todas mis dudas
Se esfumaron como el viento
Y te he dado mi Sí.


Creo en tu misericordia
Y en el amor
Que ha rebasado mi memoria.
Sí. Señor, Fijaste tu mirada en mi
Como olvidarme
Que ensalzaste a los pequeños
Y hoy tu vives en mi.

Jesús en la profundidad del corazón
Llenas mi último rincón
Y descubro lo mejor que hay en mi
Y en el centro estás Tú
Y quiero estar así,                    
Yo quiero vivir en Ti.

Mucho tiempo te he esperado
Y al mismo tiempo no lo habría imaginado,
Que tu entraras en mi casa alguna vez,
Que tus latidos y los míos se juntaran
Y hoy lo puedo sentir.

Jesús en la profundidad...

Le das sentido a mi vida
Le das luz a mí existir
Mi alegría es verdadera
Porque es mi alma la que canta tu
Grandeza
Sí, Jesús te llevo muy dentro de mí,
Puedo ayudarte
Para que el mundo algún día
Llegue a vivir en ti.


Jesús en la profundidad...



viernes, 4 de agosto de 2017

EE ESPIRITUALES CON L@S L@IC@S DE LA COMPAÑÍA MISIONERA DEL SCJ

Después de un tiempo regresamos con noticias "fresquitas" de  La Compañía, en esta ocasión, un pequeño grupo de nuestr@s laicos han podido disfrutar de unos días de EE aprovechando los días de descanso por FIESTAS PATRIAS.
Acá les pasamos la crónica.
El grupo


En los días que nuestro querido Perú celebraba sus 146º Aniversarios de su  Independencia, un grupo de  hermanos Laicos asistimos a la casa de retiro Claret para tener dos días y medio de un  encuentro con  el Señor.


Ha sido una hermosa experiencia sentir que, en el silencio interior, cada una de las participantes ha recibido la gracia divina, de acuerdo a su propio ritmo e historia de vida.  Una cercanía con el Dios Padre Misericordioso, que está siempre con nosotros. Descubrir su presencia en nuestra vidas ha sido como volverlo a descubrir y sentir  con mayor Amor y Fè. 


Hemos experimentado que Dios está en  todo  lugar y circunstancias  dispuesto siempre  a escucharnos y perdonarnos. Que Dios nunca nos suelta la mano; quien lo hace somos nosotros, porque nos gana las preocupaciones del diario vivir.


Que el miedo,  las angustias y preocupaciones nos alejan de Dios. El confiar, hasta dejarnos a nosotras mismas para hacer su divina voluntad en el lugar, donde nos encontremos como laicos, es vivir confiados y alegres con la certeza que con Dios todo lo que nos suceda siempre será para bien.

En la práctica de los ejercicios espirituales y, en el silencio de Dios le volvimos a dar nuestro SI; porque creemos en su amor y misericordia.


SI, queremos amarte y servir con amor incondicional a quien lo necesite. Si, porque TU y  solo TU llenas todos los vacios que hay en nuestros corazones. Si, queremos ser instrumentos pobres para seguir tu divina voluntad en el aquí y ahora.

Agradecer por esta nutritiva experiencia espiritual de amor y Fe a nuestra querida guía Espiritual Rosa María, que con amor incondicional y humildad nos ha guiado con materiales y dibujos que nos inspiraban a meditar y orar.


Agradecer a la Compañía Misionera del Sagrado Corazón de Jesús y cada una de nuestras queridas hermanas misioneras por acogernos siempre con amor y acompañarnos en nuestro crecimiento espiritual.



Termino esta pequeña perorata diciéndole A Dios. EN TUS MANOS CONFIAMOS NUESTRO SER.  














jueves, 27 de abril de 2017

¡OREMOS POR EL VIAJE DEL PAPA A EGIPTO!

jueves, 23 de marzo de 2017

¡¡¡DAMOS GRACIAS POR MADRE PILAR NAVARRO!!!

Hace once años nuestra Madre PILAR NAVARRO GARRIDO, fundadora de la Compañía Misionera del Sagrado Corazón de Jesús, dio el "salto hacía el Padre", así se expresó ella, cuándo percibió que el final de su vida se acercaba.

Madre PILAR, nació en Casa de Benítez (Cuenca) el 14 de diciembre de 1908. En los ejercicios espirituales del año 1941 descubre que Dios le llama para entregar totalmente su vida a Dios en las misiones más pobres y necesitadas del mundo.

 El 20 de febrero de 1942 entra a formar parte de un incipiente instituto misionero, cuyo nombre será Compañía Misionera del Sagrado Corazón de Jesús, que encaja con sus deseos de dar a conocer el amor del Corazón de Cristo a los más alejados y abandonados en las misiones más difíciles. 

Madre Pilar fue superiora general del instituto por ella fundado desde el año 1944 hasta el 1966. Con gran visión del futuro propició que sus misioneras adquirieran una formación integral, orientada siempre  hacia las misiones.


La misma pasión y fortaleza que tuvo desde los principios por cumplir la Voluntad de Dios, la empujó a defender la exclusividad misionera de la Congregación, movida por su afán por las misiones y deseo de que el amor de Dios allegase a los más alejados y necesitados.

Le urgía y urge el mandato de Cristo: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” Madre Pilar, aun anciana, continuó siendo un ejemplo vivo de lo que siempre vivió: pasión por conocer y cumplir la voluntad de Dios, confianza ilimitada en el Sagrado Corazón y seguridad en el Espíritu para sostener e impulsar la exclusividad misionera de la congregación y siempre ha sido una MADRE para cada una de sus misioneras y de los que se acercaban a ella.

Su pasión, fortaleza y gran corazón no impidieron que se trasluciese su gran sencillez, humildad, amor maternal .

 Murió en la paz de Cristo el 23 de marzo del 2006. Dios la quiso misionera, y quiere que su congregación sea también misionera.

El lema de su vida la expresó en estas sencillas palabras coherentes en su persona:


     ·... la voluntad de Dios, el único anhelo 
   y la razón de ser de toda mi vida... "

¡Gracias Señor,  por la memoria de la Madre Pilar 
que sigue estando viva entre nosotras.
Con su SI, lleno de amor y de fidelidad a tu QUERER,
La Compañía, "Obra de tu corazón", sigue caminando
hoy por el mundo!






domingo, 19 de marzo de 2017

¡¡¡ INUNDACIONES EN EL PERÚ !!!


Convocan un día de oración
Obispos Peruanos: solidaridad con los afectados de las inundaciones
Este domingo, 19 de marzo "abramos las puertas de la caridad"
Redacción, 18 de marzo de 2017 a las 13:18
Ante las imágenes de los duros embates de la naturaleza en diversas partes de este país, sobre todo en el norte y en el centro
(RV).- "¡Por Cristo, yo ayudo a los damnificados!", con este lema los Obispos de la Conferencia Episcopal Peruana expresan en un comunicado, "su solidaridad y cercanía con todos los hermanos y hermanas que sufren a consecuencia de estos fenómenos naturales, tanto por la muerte de algún ser querido como por la pérdida de todo lo que tenían para vivir".
Ante las imágenes que vemos en estos días, señalan los Prelados, de los duros embates de la naturaleza en diversas partes de este país, sobre todo en el norte y en el centro, la Conferencia Episcopal Peruana desea reconocer los esfuerzos de muchas personas de buena voluntad y del actual Gobierno para responder con solidaridad a esta emergencia nacional. "Sin embargo, manifiestan los Obispos, los esfuerzos deben ser grandes porque las calamidades son grandes. Por eso, hacemos un llamado a todos los peruanos y peruanas, para que colaboren con ayuda material que ha ser entregada en las zonas más golpeadas de nuestra Patria".

"Los Obispos del Perú, como pastores de un pueblo creyente hemos convocado para que este domingo, 19 de marzo, sea un día de oración y del mismo modo para que nuestros fieles, de todas las parroquias y centros religiosos de nuestra Patria, puedan expresar su generosidad y su amor a Jesucristo en el hermano que sufre".
En medio de todo este dolor que la naturaleza está sembrando en nuestro territorio nacional, alientan los Prelados a que, mantengamos la fe que ilumina y fortalece, conservemos la esperanza que alimenta la solidaridad, abramos las puertas de la caridad para que el alivio de tantos necesitados sea pronto y oportuno, recordando que quien sufre no es solo un compatriota sino también un hermano. Elevamos nuestra oración al Señor, concluyen los Obispos, y le pedimos por la intercesión de la Virgen María su misericordia y su bondad.

Texto completo del Comunicado de la Conferencia Episcopal Peruana
¡Por Cristo, yo ayudo a los damnificados!
Ante las imágenes que vemos en estos días, de los duros embates de la naturaleza en diversas partes de nuestro país, sobre todo en el norte y en el centro, la Conferencia Episcopal Peruana desea expresar su solidaridad y cercanía con todos los hermanos y hermanas que sufren a consecuencia de estos fenómenos naturales, tanto por la muerte de algún ser querido como por la pérdida de todo lo que tenían para vivir. Reconocemos los esfuerzos de muchas personas de buena voluntad y del actual Gobierno para responder con solidaridad a esta emergencia nacional.
Sin embargo, los esfuerzos deben ser grandes porque las calamidades son grandes. Por eso, hacemos un llamado a todos los peruanos y peruanas, para que colaboren con ayuda material que ha ser entregada en las zonas más golpeadas de nuestra Patria. Los Obispos del Perú, como pastores de un pueblo creyente hemos convocado para que este domingo 19 de marzo sea un día de oración y del mismo modo para que nuestros fieles, de todas las parroquias y centros religiosos de nuestra Patria, puedan expresar su generosidad y su amor a Jesucristo en el hermano que sufre.
En medio de todo este dolor que la naturaleza está sembrando en nuestro territorio nacional, mantengamos la fe que ilumina y fortalece, conservemos la esperanza que alimenta la solidaridad, abramos las puertas de la caridad para que el alivio de tantos necesitados sea pronto y oportuno, recordando que quien sufre no es solo un compatriota sino también un hermano. Elevamos nuestra oración al Señor y le pedimos por la intercesión de la Virgen María su misericordia y su bondad.
Lima, 16 de Marzo de 2017
Los Obispos del Perú